Extasis y agonia - las pastillas de la felicidad Parte 1

Una de mis mayores frutraciones es no haber podido estudiar medicina, si saco la cuenta en este momento tendría unos cuatro años de haber terminado mi primera especialidad, neurología, y posiblemente seguiría en el bloque de las neurociencias (neurocirujía, psiquiatria, psico), pues tanto las reacciones químicas, biológicas, como las estructuras hereditarias y salud mental en general son temas que centran mi atención.

En el mundillo de la salud mental, todavía una parte muy amplia de la sociedad sigue viendo y estigmatizando al enfermo, y satanizando la enfermedad. Y es que no cuando alguien me dice que tiene depresión porque hace dos horas terminó con el novio, por Dios...es como que alguien entre a un salón donde hay aserrín, estornude y de una vez diga "tengo una bronconeumonía".

Voy a hacer un pequeño resumen, casi todos serán textuales y entre parentesis algunos apuntes míos de cuales serían aspectos a considerar para ciertas enfermedades (tomando de referencia el National Library of Medicine, National Alliance for Mental Illness y el National Institute of Health, y un agregado personal). Voy a empezar con una de las más conocidas o que la gente cree conocerla:

Depresión:

La depresión es una enfermedad clínica severa que afecta al cerebro. Es más que sentirse "hundido" o "triste" por algunos días.

Los síntomas pueden incluir:
Tristeza
Pérdida de interés o placer en actividades que suele disfrutar
Cambios en el peso
Dificultad para dormir o sueño excesivo
Pérdida de la energía
Sentimientos de desvalorización
Ideas de muerte o de suicidio

Todos en algún momento de la vida hemos sentido alguno de estos sintomas, pero si se vuelven frecuentes, o ha pasado una semana, ya debería ser un tema a consultar con un psiquiatra -no un médico general- y nunca deberías aceptar que con una cita de 10 minutos te receten Fluoxetina, Paxil, etc. Hay casos muy graves que se denominan trastorno depresivo mayor, que generalmente requieren internamiento y es donde uno sufre mucho y nadie en este mundo entiende por qué?. Tal vez esa es una de las cuestiones que más lo hacen dudar a uno, por qué si tengo tantas cosas (digamos amigos, novia, carro, comida, trabajo, ropa, una mac, x cosa) por qué me siento mal por dentro y no puedo ni tan siquiera expresar como me siento.

Bueno, te diste cuenta que padeces depresión? Hmm...pues no es como un resfrío o un dolor de oído, te dura años, y no se si la palabra que sigue es "ciclíca", lo que quiero decir es que se va y vuelve, hay detonantes y con el tiempo llegas a descubrir cuando estas a punto de entrar en una crisis.

Tratamiento (quedó claro que no soy médico, ok): Visitas regulares al psiquiatra, inicialmente una vez por semana, después de un tiempo, una vez al mes, per secula...

Medicinas: Aparecieron por allá de los años 50, han evolucionado muchísimo en estos 60 años. Los que conozco en orden de efectividad (del que no hace nada al que si se siente que hace efecto) son:

ISRS (Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina): Prozac (fluoxetina), Paxil (paroxetina), Altruline (sertralina) y Lexapro (escitalopram).

IRND (Inhibidores de recaptación de norepinefrina y dopamina): Wellbutrin (bupropión).

Tricíclicos: Anafranil

IRSN (Inhibidores de recaptación de serotonina y norepinefrina): Cymbalta (duloxetina) y Effexor (venlafaxina).

Cada uno de estos productos mueven millones de dólares, no se cuanto, ni cuanto dedican los laboratorios farmacéuticas a investigación y desarrollo, pues son productos caros y que tienes que tomar de por vida. A manera de ejemplo una cajita generalmente trae 28 pastillas, tienes que tomar de dos a tres diarias, entonces terminas comprando 3 cajas al mes y eso te sale en cerca de $150 solo para esto.

Terapia alternativa: Bueno, la sofrología es genial, cualquier ejercicio de meditación y concentración sirve (en este está incluído por supuesto ser cristiano y rezar, pero por supuesto el yoga, la relajación, etc). Salir un rato, ir al cine, oir música a todo volumen, ir a un concierto a volar pataditas, ver a Saprissa ganarle sempieternamente a la liga, que te rasquen en la parte de atrás de la cabeza...todo eso sirve.

Para los que están cerca de la persona que está deprimida: Si uno no quiere hablar, no le hable, no le pregunte "como se siente", el paciente depresivo aunque está enfermo, irremediablemente se vuelve manipulador, no se si será porque necesita atención, pero conciente o inconcientemente lo hace. Trate de sacar a la persona de la rutina, aunque eso implique un esfuerzo triple y muchas veces ni siquiera va a ser correspondido.

Saludos compillas.

Pd. Adjunto test de Hamilton acá

No comments: