Metamorfosis no kafkiana

Si no lo entendiste te recomiendo el libro de matemática de sétimo año.

Aunque no lo recuerdo, me han dicho que tuve una infancia bastante extraña, una fascinación por descubrir cómo funcionaban las cosas, un grado de hiperactividad que sinceramente para un padre y una madre normales debió ser agotador. Eso sí, debo reconocer que aunque era extremadamente silencioso en clases y siempre me dieron reconocimientos académicos, pues tampoco he sido un gran disciplinado para estudiar. Más o menos el cuadro de unos tres años se podría ver así (obvio no soy yo):

En el colegio nunca tuve mayor preocupación que oir a Metallica y a Nirvana, esperar que los Lakers hicieran algo por la vida, cosa que en esos años no pasó, ver al Barca de Cruyff ganando todo, ver a Italia perder una final por penales...ja años extraños los del colegio. Fue como los primeros años de Universidad, ahí logré comprobar que mi mundo quedó en un cubo nadie dentro todos fuera, la maraña de libros era interminable, ja el mundo evolucionó, ya no era hiperactivo, más bien era más tranquilo de lo común...generalmente le hacía la vida imposible a los profesores, recuerdo que en una de las estadísticas estaban tomando datos para demostrar algo de la curva de Gauss, y yo que veo lo que esta haciendo el profesor y le doy un dato diferente...plop ni con chi cuadrado le cerraba. En los primeros años de la U era algo así (claro en versión moreno)

Please Vote for Pedro...

Ahora con los años, mi vida se podría (me gustaría) que se reflejara en una película de Scorsesse, Kubrick, inclusive Ridley Scott; pero no lo que más se acerca es Tim Burton, ya sea porque o me parezco a Jack Skeleton o a Victor (Corps Bride)...joder.


Así es este mundo, nunca se sabe hacia donde vas, o que te vas a encontrar o quién te va a encontrar, pero siempre estás transformandote.

...y la música

5 comments:

Terox said...

Qué nota compilla, ¿qué te estás fumando?

La primera caricatura está tuanis...

El Compilla said...

y lo malo es que es sin fumarse nada...

Toda terox

Terox said...

Entonces es falta de mecha...

La Morada said...

je je Que dicha que si entendí la primera caricatura! ja ja Sino me hubiera preocupado.

Según entiendo mi infancia fue similar a la tuya. Me caractericé x desarmar cuanto aparato eléctrónico llegara a mis manos (obvio que después de que yo los tocaba dejaban de funcionar, xq siempre me sobraban varios tornillos y piecitas)

Pero igual que eso definió mi forma de ser e incluso mi carrera profesional.

Ahora si reconozco que me he logrado limitar y ser un poquito más quedita, bueno, a veces... je je

Saludos Compilla! Tuanix!

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* said...

Ay chanfle.. yo leí el libro y no entiendo la caricatura jajajajaja....

Pues si, siempre tenemos cambios a lo largo de nuestra vida. Siempre estamos en constante transformación.

También era bien destructora con los aparatos, y al igual que a La Morada, siempre me sobraban tornillos y piezas.

Saludos