Quien te comprende Escamillo

Escamillo no es un mocoso, hace mucho que es responsable de su propia vida aún así el muchacho no emprende una vida independiente. El 2 de octubre ha sido uno de los días más extraños que ha vivido, cómo puede vivir sentimientos tan diversos en tan sólo unas horas?

Lo que me contó en la noche me dejó pensando en su inocencia. Todos a su alrededor conocen su forma bromista de ver la vida, un poco de sátira y un poco de sarcasmo son sus refugios, pues en el fondo todos sabemos que el es, "un buenazo" que dificilmente le niega un favor a alguien, todos lo protegen porque saben que su corazón es tan sencillo que podrían herirlo o contagiarlo de ese virus que mezcla apatía con maldad, tan temido y que prácticamente ha suplantado a la gripe como la enfermedad más común.

En fin, lo ví en la tarde conversado muy plácido con una joven elegante, alta, morena, delgada, y aunque no pude oír lo que conversaban, por la forma en que él se comportaba supe que algo diferente estaba ocurriendo, pero sinceramente no le dí mayor importancia.

Hace unos pocos minutos hablamos, se le notaba desanimado y cabizbajo, pero aún con aire suficiente para comer y aplaudirle a "María José", son cosas que no entiendo de Escamillo, cómo puede sobrellevar uno y otro golpe, y que la mayoría lo pase desapercibido, admiro su fuerza aunque no me creo que podría aventurarme a estar en sus zapatos ni un día. Escamillo me dijo que la hermosa mujer que lo acompañaba le llama mucho la atención y me comenzó a contar las mil cosas que un hombre puede contar de una muchacha a la que recién conoce, claro para mis adentros pensé "por qué habla con gracia y primor, pero sus ojos delatan tristeza?. Yo solo asentí con mi cabeza, hasta que le pregunté, y por qué andas entonces con ese nudo en la garganta, aparte del de la corbata. Cambió su semblante por unos segundos, se puso serio, hizo un puchero apenas perceptible, respiró profundo y de nuevo sonrió, dijo algo del bendito enredo de la economía, y me dijo, con una voz casi nula: "nada...mi hermanillo, nada...vos sabés que siempre ando buscando algo imposible, pero esta vez sí lo encontré, ja tranquis vamos a ver lo del Idol".

Rayos no supe que hacer, nunca habla de cosas realmente personales, no quiero decir que es light ni mucho menos, siempre es muy profundo y cada cosa que dice, lo hace con gracia pues aunque es muy orgulloso, tiene una enorme capa de humildad que lo disimula. Pero sus sentimientos son como los de un hombre que no existió, es raro, parece tan necesitado de cariño que hace lo opuesto, entrega amistad sin pedir cambio. Lo estoy viendo, apacible, sosegado viendo tele y sé que por dentro se deshace, qué hago, cómo le pego un golpe y le digo que reaccione, que grite, que maldiga o que por lo menos cuente que pasa por su cabeza.

Yo no lo voy a hacer, Escamillo es declarado por la humanidad como el hombre con una vida perfecta, un modelo a seguir, tiene una enorme habilidad para convencer, es el "pura vida" eterno, en cierta forma es como un niño que ve el mundo como un lugar sin límites, como un güila que le escribe la carta al niño Dios...ah este mocoso.

Manda, ya es un hombre y continúa creyendo que con su mente puede crear ¡unicornios! por Dios santísimo, no creo que sea malo, pero quisiera decirle que viva la vida y que no ande de nube en nube, pero ¿cómo voy a ser tan desgraciado para decirle eso? Es extraño, mientras yo pienso en él, creo que ya se fue a dormir, como es usual, como un tronco que cae y al día siguiente renace.

Por qué vives en un mundo ideal, dónde siempre te fijas en lo inalcanzable, creo que tanto becquer terminó afectandote, aunque nunca supe de que trataban esas historias viejas. Aún así me gustaría que esa mosqueta mostrara un poco más sus espinas y no te empalagues con los pétalos únicamente, pero ¿quién soy yo para decirlo?

Sin duda ya te dormiste Escamillo, lo sé porque ya puedo hablarte, y estoy viendo lo que pasó esta noche, tenías razón en estar triste, esas duras palabras le bajarían las pilas a cualquiera; de nuevo como cada noche, recordé quién soy yo...por qué me encierras bajo ese corazón de piedra!!!!

Pd: Dedicado a ese torero aclamado en el campo (us) que no se da cuenta que la cigarrera agoniza.

4 comments:

Terox said...

Y ¿quién será la Carmen que lo puso como mono con banano plástico?

Diay, lo importante es que la sangre no llegue al río... un poco de amargo es necesario en la vida, ojalá y se le pase pronto...

Roy Jiménez Oreamuno said...

Así es la vida a veces dura y despiadada por más buenos que sea el ser humano siempre los golpes llegan. Lo bueno es que cada vez salimos más fortalecidos, no en balde la Biblia dice que somos metidos al horno para purificarnos, hasta el oro sale limpio del fuego de la vida.

Amores perros y amores que duelen, oh que dura es la vida ¿No?.

Tengo una familia que tiene un hijo con Síndrome de Down, y el chico se enamora, se obsesiona, llama a la chica ya que no lo puede evitar, es increíble es que de eso nadie esta exento.

Saludos

Amorexia. said...

Que gran post, como una postal de la pobreza, y de la tristeza de el abandono que da el olvido.

Saludos desde mi extraño país.

Roy Jiménez Oreamuno said...

Amorexia cuál es tu extraño país, siempre lo leo que lo pones, será el lejano, muy lejano país donde Terox es rey.
Saludos