Recetario de inutilidad

Ingredientes:

1. Tener buena ortografía.
2. Abundante disposición de teorizar la existencia cotidiana.
3. Darle mayor importancia a los intereses personales que a los colectivos impuestos.

Preparación:

Los dos primeros ingredientes vienen implícitos en su ser, los puede desarrollar con mayor facilidad si gusta de la lectura e investigación; en cuanto al tercero es una mezcla un poco difícil de conseguir, a continuación pequeño boceto de cómo lograrlo.

  • Cuando esté leyendo y no entienda una palabra, utilice el otro libro que está cerca -diccionario, wiki, enciclopedia-. Si tan poco entiende el significado, no se rinda y continúe investigando.
  • Reconzca sus destrezas y habilidades, y también sus debilidades. Haga una ponderación de esas debilidades, qué tanto le afectan en su vida, hay una forma de solventarlas? Siempre la habrá, no se preocupe de que digan las personas de su entorno, racionalice la situación, cada uno tiene distintos gustos y habilidades, puede que a usted no le interese cocinar, pero puede entender por qué el pánico de mercado de que los bonos AAA de GE bajen su calificación.
  • Trate de aprender algo de su gusto cada día, la frase "cada día se aprende algo nuevo" es una clave básica de esta receta, si pasa un solo día sin que usted aprenda algo, simplemente ese día usted no vivió, será un espacio vacío no recuperable.
  • Siga pensando que usted es capaz de cambiar el mundo, si se le perdió una oveja de las cien, vaya búsquela, es su mandato. No sea ordinario, no sea conformista, haga sus reglas y que los demás lleguen como electrones de valencia.
Dista mucho de No te salves, pero este recetario quiere decir exactamente lo mismo.

3 comments:

Roy Jiménez Oreamuno said...

Yo trato de superarme día a día y si algo no lo sé, lo pregunto o lo investigo por más sencillo que sea. Hay personas que suponen que porque saben algo de X ó Y tema y otro no lo sabe, es porque es ignorante, y eso es un error garrafal, ya uno no puede pretender de que porque yo lo sé, los demás deben saberlo.

Me ha pasado que si no se algún tema la gente se sorprende y hasta piensan que uno es ignorante y en verdad que están muy equivocados.

Yo todos los días hago cosas para poder salir adelante, hasta sábados y domingos ando en esas y este recetario esta bueno, hay que superarse e investigar, y es mejor quedar por tonto por unos instantes, que por toda la vida por no preguntar uno, por vergüenza.

Nuestras fortalezas y debilidades debemos saberlas y en verdad que uno puede ir cambiando el entorno más cercano de uno y así algún día el cambio podría ser hasta global, el mundo está a nuestros pies, solo queda en notros tomarlo.
Saludos

delfin en libertad said...

Totalmente de acuerdo con Roy, buenísima la respuesta. Hace unos días precisamente leí algo que me pareció un poco, no un poco, bastante fuera de lugar y que por cierto me deja pensando mas bien en el ego y la prepotencia de algunas personas, al tildar de tontas y estúpidas a personas que no tienen los mismos conocimientos. Cierto debemos superarnos siempre, pero también hay que practicar la tolerancia con los demás. Muy buen post.

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* said...

Nadie nació aprendido.

El reto está en investigar, leer, preguntar, reflexionar.

Siempre lo he dicho: Prefiero pecar por preguntona, y no pecar por ignorante!!

Saluditos