Temas no tratados (ni tratables)

Primero gracias a Roy por sus comentarios en el post anterior, y la relación con el ave azul pues bueno todos los días se aprende algo nuevo.  

En la cuestión palestina (P), cualquier posición asumida implica simplificación, eso lo se de hace unos diez años para acá.  Si quisiera una solución no bélica tanto para palestinos como para los judíos del estado de Israel, más no se puede, no lo veo hoy problable.  Luego de Oslo y Camp David estuvimos cerca, pero vino Benjamin y despues Ariel y ahora vendrá Benjamin de nuevo y la ausencia de diálogo evoca a resurgimiento de las grietas de siempre.

Y es que ya sea que likudianos de corazón, shajistas, kadimeros, zurdos izquierdistas sordos, cualquier unión tendría que sentarse frente al fortalecido Hamás, pero sentarse a que?  O damos diez/veinte años a que Israel logre abarcar el 99,75% del los territorios, y se desaparezca el pueblo.  Será eso, porque la hermandad árabe no es tan gentil ni tan noble, el país del dictador Hosni, donde hay pirámides le gusta cerrar el paso, y cuando conviene lo abre, lo hizo con Fatah por intereses personales.

Alguna vez pensé que Ariel fue un carnicero despiadado por Shatila, y...si exacto, quedó como uno más de los hechos impunes que las naciones dejan pasar.  El ahora remozado y buen Kadafi (con h o con g) paga en dólares por el daño que hizo, y ya no es el enemigo público.  Entonces cuando tantos frentes tienen tantos trapos sucios, donde no cabe decir este es el bueno y este el malo, mi teoría de juegos se agota, mi pequeña comprensión de la sociedad actual occidental juzgando a un medio oriente incómodo, no vislumbra el alcance de una solución.  Acaso será que la señora Rodham Clinton podría endulzar los corazones de dos pueblos hermanos?

No comments: