Colochos, rizos y ondulados

Un buen dia cai en cuenta de que no me di cuenta cuanto te quiero y como cuenta el cuento el del ocho que sin haber olvidado nunca como se siente enredar los dedos entre tu cabeza lo recuerdo a cada instante pero conste no lo he olvidado y sigue presente vislumbrandose futuro lejano cercano sea el destino aciago o dichosamente afortunado sigo el cuento donde debio ir el punto o la tilde pero ya no estoy para devolverme pues a esta altura de casi docena muchas han sido las oportunidades y no pocas las he desaprovechado de estar si estar que tambien representa el ser como la fastidiosa conjugacion del verbo mas odioso del basico del curso de idiomas ahora si puedo seguir describiendo la tranquilidad paz risa sonrisa amor desamor que se unen en un acto cuasipresente del rito de trasmision de cariño mas fuerte que puedo ofrecer cual mas sino el abrazo donde te abraso te quemo y dos se hacen uno en instantes poniendose de acuerdo corazon y pulmones para latidos y respiraciones perfectamente sincronizadas eternas proveedoras de confianza amor sinceridad totalidad entrega pasion confort desahogo y lo hermoso de tomar prisioneros cada uno de tus cabellos y recorrerlos desde la raiz hasta las puntas quedando enredadas mis manos en la extension de esos a veces desordenados pero irresistibles colochos negros durante una eternidad

3 comments:

Terox said...

Una peluca para el cuarto acolchadooooo....

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* said...

Opa opa... alguien anda enamoradillo!!!

delfin en libertad said...

Una forma muy singular y hermosa de decir las cosas. Buenísimo. Suerte! Un abrazo.