A la salud de la canasta básica

Mucho se ha escrito sobre la pobreza y si algo está claro para mí es que la gestión de los últimos gobiernos ha carecido de un impacto positivo y duradero en esta materia. Somos una sociedad cada día más desigual, donde los hogares más ricos ganan 19 veces más de lo que ganan los hogares más pobres (tan solo un año atrás el indicador era de 16 veces)

Como si alguien halara ambos extremos de nuestra sociedad la desigualdad se ha incrementado, ya que el ingreso promedio de los hogares más pobres disminuyó -6.9%, mientras que los hogares más ricos lo incrementaron en 11.6%.

Normalmente a partir de la medición de los ingresos de los hogares es que se puede determinar si estos tienen la capacidad de satisfacer sus necesidades básicas, siendo estas de muchísima importancia ya que finalmente dibujan la línea de pobreza como por ejemplo mediante la metodología NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas)

Bajo este contexto de pobreza y desigualdad es que cobra relevancia la obligación del Estado de “(…) Estructurar una canasta básica que satisfaga, por lo menos, las necesidades de los costarricenses cuyo ingreso sea igual o inferior al salario mínimo establecido por ley y regular, cuando lo considere necesario, los bienes y servicios que la componen”, contenido en el inciso e) del artículo 33 de la Ley de Promoción de la Competencia y Defensa Efectiva del Consumidor.

Esta semana mediante el decreto 36736-MEIC se actualizó la canasta básica que tenía vigencia desde hace 15 años, con la novedad de que será el INEC quien se encargue de mantenerla actualizada e incorporando a partir de ahora cambios que a mi criterio son discutibles:

-La cantidad de productos pasó de 100 a 53. Esto trajo a mi memoria aquellos viajes a exóticos destinos como “la frontera” para traer a casa artículos que sin tener nada de exóticos no formaban parte de las góndolas de los pocos supermercados por una u otra razón. Mi memoria me dice que dejé de ir a “la frontera” hace mucho, justo porque ahora encuentro esos y muchos otros productos en los supermercados (con una mayor oferta de precios inclusive), entonces tendrá lógica una disminución tan drástica cuando la oferta de productos en el mercado dice lo contrario?

-Salen artículos como los alquileres y entran otros como la cerveza. Decía el Estado de la Nación del 2010 que en los últimos 3 años 3 elementos continúan incidiendo en las NBI, el segundo de ellos el hacinamiento en los hogares pobres. Si esto es así y además son varios los reportajes sobre las poquísimas opciones de vivienda para la clase media y baja, entonces porqué sacar a los alquileres?

Ahora bien, para un hogar que se debate a diario por comer y estar o no de un lado u otro de la línea, es racional incluir una cerveza? Se tratará de proteccionismo?

Una cosa es una canasta con fines estadísticos en la cual incorporemos cualquier tipo de producto, pero cuando hablamos de una canasta que determina una necesidad insatisfecha que dará el calificativo de pobre con las implicaciones sobre políticas sociales es que hay que ver el tema con mayor detenimiento.

Prácticamente un tercio de costarricenses suman los pobres y los que están en riesgo de pobreza como para que sea más importante el precio de una cerveza que el de un alquiler.

5 comments:

Anonymous said...

Muy bien el articulo y estoy de acuerdo con el, pero seria util saber de donde tomo el autor los numeros ("los horages mas ricos ganan 19 veces mas", "practicamente un tercio de costaricenses suman los pobres").

Terox said...

Diay, entonces ¿estarán redefiniendo la línea de pobreza para que haya menos "pobres"? ¿no hay un estándar internacional para esto?

Barqueritos said...

Gracias Anonymous, la fuente es El Estado de la Nación vigente a la fecha.

Don T, por eso es la importancia de definir cuáles son las necesidades básicas ya que si no las cubren ahí es donde empezamos a hablar de pobre. Me parecieron muy acertados los comentarios en TW donde hay la ley contra el tabaco sigue sin aprobarse y por otro lado el mismo gobierno mete cigarros y cervezas en la canasta... "la gente dice q tu y yo estamos locos"

El Compilla said...

La pobreza vista así no resulta espectacular, no la estás vendiendo en una fotografía de una familia indígena lombricienta.

Tampoco creo que reducción de productos deba incitar al contrabando.

Visto en el espejo, la crítica es al proteccionismo que bajo la mampara de igualdad social, se ha convertido en una limitante en sí. Esto lo contaré algún día.

Nota aclaratoria, la cerveza no está dentro de esa canasta básica.

Barqueritos said...

Actualización: el pasado martes 13 se setiembre el INEC aclaró que erróneamente el MEIC está llamando a esta como "canasta básica", cuando se trata de una canasta creada a partir de una que ya usa el INEC solo para fines estadísticos, o sea la canasta de la canasta no es la canasta básica... como una adivinanza.

Ahora bien, mal por parte del MEIC ya que el decreto Nº 36736-MEIC está redactado en términos de canasta básica, regulación y necesidades básicas.

Al parecer el INEC cariñosamente les ha dicho en varias ocasiones que dejen de comer papaya cuando hablan de canasta.