Es de impuestos el tema?

El paso de 12 horas desde la respuesta a la carta del magistrado Jinesta, crea de nuevo titulares que suenan a victoria, a Saprihora; constitucionalmente la Asamblea Legislativa es fatídica, no hay entre 57 miembros y 200 consejeros una persona con conocimiento suficiente para prevenir estos ridículos. Volverán las discusiones, mociones, reuniones y alianzas para pactar, a 20 días del 1ro de mayo, una solución al tema de los impuestos. Pero se está tomando en cuenta algo más que los ingresos de gobierno? Están olvidando tango en el Poder Ejecutivo como en el Legislativo, que los estados de resultados tienen dos partes, los ingresos y los gastos, y no vi en el presupuesto de la República reducciones significativas en esa mano floja llamada Gasto Público. Dijo Barqueritos que el noble egipcio puso el tema hace 3000 años, y realmente fueron efectivos, pues sus obras hasta el día de hoy siguen siendo visibles, claro tenían un fin único, pero lograron lo que proponían. Acá tenemos una maraña mental que discurre entre mala recaudación, exceso de portillos (escudos fiscales), confunden corrupción con evasión (dos tipos de delito diferentes). Y que se logran todos estos elementos? Distraer y no enfocarse en preguntas claves, simples que den una visión más clara sobre el fin último del plan fiscal, por ejemplo: - ¿Estamos midiendo correctamente el PIB, es esa la base correcta para determinar el porcentaje de déficit fiscal, o deberíamos medirlo a través del PNB, considerando que una gran parte de los actores que suman al PIB no generan impuestos? - ¿Estamos revisando las políticas del Banco Central con detenimiento, cómo se están absorbiendo las pérdidas? El aumento de tasas de interés no solo se ve influenciado por la búsqueda de recursos por parte de Hacienda, sino por el exceso de circulante que hay en el mercado. - ¿Cuántos años plazo tiene el plan fiscal, es estratégico o es circunstancial, tiene ocho años en la Asamblea Legislativa (en sus distintas versiones -Pacheco, Arias, Chinchilla-), es lo que necesitamos para cubrir los costos de administrar con equidad este país? No tengo antorchas, pero si me gustó la idea de una discusión nacional (lástima que esos 57 no son representativos de mis ideas), y jamás en Latinoamérica un plan fiscal puede ser expuesto a una figura como referendum, no somos Islandia, ni Alemania para ver con disciplina estos temas, pero si merecemos ver en cadenas, tal y como se hace en los debates electorales, qué se busca hacer, cómo hacerlo y para qué. Saludos Patrios de 11 de abril

1 comment:

Terox said...

Mae, pero no solo plan fiscal, sino una reforma integral del estado... el problema no es solo cuanto se está gastando sin lo poco que está sirviendo lo que se gasta... nadie le quiere poner el cascabel a ese tigre... todas las discusiones se quedan en más recaudación, menos evasión... pero diay, ¿para qué quiere la plata si la está usando tan mal?