El Jajá transgénico

Probablemente aquel Jajá que usted y yo nos comimos hace ya muchos años estaba hecho a partir de semillas modificadas genéticamente. Es más, me atrevería a decir que actualmente son miles los productos derivados del mejoramiento genético ya que dichas técnicas se han practicado desde hace ya muchos años.


El tema de los transgénicos ve la luz en nuestro país con la solicitud y reciente aprobación, para que Monsanto cultive una o dos hectáreas de una semilla de maíz experimental, que aunque no venderá en el país es obvio que en el largo plazo tiene la intención de hacerlo.

El debate está abierto, principalmente por la contaminación que estas hectáreas puedan hacer sobre los cultivos criollos de maíz, inclusive un par de municipalidades se adelantaron y se declararon libres de cultivos de maíz transgénico.

El tema es tan amplio como lo queramos ver y hay estudios para todos los gustos, productos transgénicos que desencadenan tipos de cáncer o productos transgénicos que son más resistentes a las plagas y requieren menos pesticidas... esos que también producen cáncer.

En fin, desde mi punto de vista tiene más relevancia el tema de la propiedad intelectual del mejoramiento de los cultivos genéticamente. Este es un mundo de maíz, arroz y otros granos básicos, ¿queremos que su producción quede supeditada a unas pocas empresas dueñas de las semillas? ¿cómo logramos que el mejoramiento sea patrimonio de todos y no de unos cuantos?

Pensar en semillas puras libres del pecado del avance de la ciencia me parece irreal y risible, lo serio es que estos experimentos sean supervisados como si se tratara de pruebas clínicas con humanos y que sus beneficios se aseguren para todos.

1 comment:

Andrés Hernández said...

http://de-avanzada.blogspot.co.uk/2013/01/discurso-de-mark-lynas-en-conferencia.html

Con ese mismo aceptemos que no podemos oponernos a que la tierra es redonda y que hay fuerza de gravedad, y que el desarrollo agricola incluye el mejoramiento de las especies