¿Intersectoriales, imposibles?

A raíz del hundimiento en un tramo de la carretera de Circunvalación y con el inminente caos vial, a muchos nos saltó la pregunta: ¿al final qué sucedió con las Interlíneas? De haber estado en operación, estas habrían hecho un poco más llevadero este desastre. 

Con este pensamiento en mente le externé la inquietud a don Roberto Gallardo, a lo que me respondió:




Entendí perfectamente su respuesta, ya que con frecuencia son noticia la serie de recursos que paralizan cualquier obra pública en nuestro país. En ese estado de auto sugestión recordé también a los notables junto con Víctor E. Granados cuando urgían reformas al obstructivo reglamento legislativo, causante en su informe de buena parte de la parálisis que aqueja al gobierno.

Olvidé el tema hasta que unos días después los titulares de los medios anunciaron el regreso de las Interlíneas o Intersectoriales, esta vez serían 3 rutas las que arrancarían en pocas semanas para procurar aliviar el caos vial. De inmediato recordé el tuit de don Roberto, ¿pero y los "recursos, apelaciones, aclaraciones, amparos"? 

De nuevo otra pregunta salta en mi cabeza, entonces ¿se puede o es que no se quiere? de nuevo entro en la auto sugestión y recuerdo los miles de millones que se gastaron en la ruta 1856 con poquísimos controles. Ni que decir de los miles de millones que ejecuta el CONAVI como si fuese menudo de caja chica.

En fin, termino por creer que la famosa "voluntad política" o "acuerdo político" no es lo que falta, sino lo que sobra en detrimento de los intereses de la mayoría.  



1 comment:

Terox said...

Como decía "Marimar" al final de la canción: "No que no?"